Trucos para no cometer excesos en verano

excesos-en-verano

En esta época del año las altas temperaturas sumadas al tiempo libre dan paso a un aumento en la actividades sociales y de ocio, estos son unos factores determinantes que influyen sin darnos cuenta en la manera de nutrirnos si no estamos acogidos a un plan nutricional específico.

El calor excesivo da lugar a una ‘’desidia’’ generalizada y a una necesidad de ingerir algo que frene o al menos nos alivie, a este hecho suele añadirse una constante pérdida de líquidos por sudoración que nos llevan a buscar esa bebida/comida , que , en la mayoría de los casos suelen ser procesados azucarados que no nos ayudarán demasiado.

Mis recomendaciones son:

-Aumentar número de comidas y reducir cantidad en cada una:

Con esto conseguiremos una mayor saciedad y por lo tanto, menos necesidad de ingerir estos alimentos procesados, o en última estancia no caer en su exceso.

-Aumentar levemente la cantidad de proteína:

Esta medida también hace que se aumente la saciedad, sería conveniente reservar la mayor ingesta de ellas para las horas en las que se note mas ansiedad de consumir estos productos insanos.

Si por algún motivo siente la necesidad de comer entre horas, un batido whey protein sería la mejor opción, ya que se ha demostrado que es la proteína mas saciante.

-Mentalizarse:

Es muy importante el aspecto psicológico, el ser consciente que estos productos no nos hacen ningún bien y que hay opciones mucho mas saludables.

-Control del azúcar y de picar entre horas:

Es vital este punto porque nos podemos meter en un círculo vicioso a la hora de ingerir fuera de las comidas estipuladas, algún tipo de comidas/bebidas azucaradas que nos eleven el pico de insulina (índice glucémico alto) Esto derivará a tener en un breve periodo de tiempo, esa sensación falsa de hambre que nos impulsa a volver a consumir este tipo de alimentos. Por tanto hay que intentar siempre el horario de las comidas para no descontrolar nuestro sistema hormonal (insulina).

-Correcta hidratación:

Es recomendable siempre tener a mano agua o piezas de frutas que contengan mucho porcentaje de ésta (Sandía, Fresa, Pomelo, Piña, Melón..)y de fibra que reducirá ese pico de insulina anteriormente nombrado. Preferiblemente, la fruta se debería de ingerir con el resto de alimentos por lo anterior mencionado, y el agua entre horas de forma constante.

El tener líquido en el estomago (no azucarado) ya sea agua, tés, café, también es un buen ‘’truco’’ para mantener la ansiedad a raya.

Si finalmente decidimos (por la razón que sea), a consumir estos alimentos insanos, procurar que sea al final de nuestra comida para evitar, al menos, por capacidad estomacal, caer en el exceso de las mismas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *