Madre, esposa y mujer

mas-mujer-canary-sport-deporte

Madre y esposa, Sí, pero también mujer con ilusiones y retos personales.

Una madre felíz criará hijos felices, una esposa feliz tendrá un matrimonio felíz.
Pero para todo ello no debes olvidar a la mujer que vive dentro de la esposa y madre que eres.

Mi vida había cambiado por completo como la vida de cualquier madre primeriza.
De repente me vi, abrumada por las obligaciones y responsabilidades de llevar adelante una casa, una familia y un trabajo. Sin tiempo para nada e intentando controlarlo todo.
Y fué al revés todo me controlaba a mi, tanto que me olvidé de mi misma.

La clave para poder llevar a cabo las tareas de casa, atender las demandas de un niño de 7 años, trabajar y realizar ejercicio al menos una hora diaria, es la organización.
Si de verdad,  quieres algo harás todo lo posible para conseguirlo y junto a mi pareja lo hemos convertido en un estilo de vida. Es muy importante sentirse apoyada y motivada por la pareja.

[bctt tweet=”El deporte es un pilar en nuestra vida y es lo que intentamos inculcar a nuestro hijo, valores, disciplina y seguridad en sí mismo.” username=”canarysport”]

Ya mi trabajo no me hacía felíz, sino todo lo contrario. Me sentía vacía y era el momento de buscar aquello que me llenará y me aportará cosas nuevas. Así que comencé a estudiar y a formarme en lo que me gustaba, comencé a ir al gimnasio, salir a caminar, montar en bici y todo lo que tuviera que ver con ejercitar cuerpo, mente y alma al menos una hora al día.

Poco a poco fui sintiéndome más a gusto conmigo misma y con mi vida. El deporte es un pilar en nuestra vida y es lo que intentamos inculcar a nuestro hijo, valores, disciplina y seguridad en si mismo.

En mi caso el fitness es donde me encuentro conmigo misma y el deporte que me ayuda a ser fuerte tanto física como mentalmente. Amo ser madre y a mi familia; pero ahora sé que toda mujer que no se siente a gusto consigo misma y que no se reconoce o que siente que va dejando pedazos de sueños, conforme van entregando más a su familia, debe dejar un pequeño rinconcito para ella misma, donde pueda reencontrarse con su propio ser.

Caminar por la calle sin prisas, observar el atardecer, sin tener que pensar en tareas del hogar, en el trabajo, o en los niños. Reunirte con amigas o simplemente sentarte a leer tu libro favorito. Son pequeñas cosas que hacen grandes diferencias.

[bctt tweet=”Disfruta a tus hijos, da lo mejor de ti, pero nunca te olvides que también eres una mujer que necesita consentirse a sí misma.” username=”canarysport”]

Si alguna mujer que empieza su camino como madre me pidiera un consejo, le diría: “Disfruta a tus hijos, da lo mejor de ti, pero nunca te olvides que también eres una mujer que necesita consentirse a sí misma.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *