Desayuno, ¿antes o después del ejercicio físico?

Desayuno-ayunas-canary-sport

El desayuno manda a nuestro cuerpo una señal para la producción de hormonas implicadas en el metabolismo.

No comer al despertar seria una señal de escasez para el cuerpo, que respondería aumentando la producción de cortisol y favoreciendo el catabolismo.

Tenemos que distinguir según el tipo de entrenamiento que realicemos y según el objetivo que perseguimos:

  • Si el objetivo es bajar de peso es recomendable entrenar en ayunas, siempre que el entrenamiento no vaya a durar mas de una hora. En este caso, una actividad aeróbica de intensidad moderada y constante permitirá al cuerpo de utilizar las grasas con fines energéticos, debido a los bajos niveles de glucógeno muscular que tenemos al despertar. Y como mucho a los 30 minutos de haber  echo ejercicio, disfrutaremos de un desayuno completo y saludable, con carbohidratos, proteínas y grasas buenas (insaturadas).
  • Si, en cambio, queremos ganar masa y fuerza muscular, tenemos que desayunar 2 -3 horas antes del entrenamiento, porqué en las primeras horas de la mañana el sistema neuromuscular necesita tiempo para activarse completamente, y aunque por la mañana el nivel de testosterona es alto, la fuerza es menor; en este caso el entrenamiento será de tipo anaeróbico y los carbohidratos costituyen la principal  fuente de energía, así que, si no damos carbohidratos (y otros nutrientes) con el desayuno, el cuerpo utilizará las proteínas musculares para la producción de energía y la construcción de glucógeno (catabolismo). Si no tenemos tiempo o no nos apetece nada, vista la importancia de las comidas pre y post entreno, podemos tomar antes de entrenar 20-30g de proteínas de suero (Whey) con una cucharada de miel o una pieza de fruta, y después un gran desayuno con carbohidratos, azucares y proteinas.
  • Si hay competición de larga duración, de resistencia (carrera, bici, ecc…) el desayuno se vuelve importante para la prestación y el rendimiento deportivo, así que tenemos que desayunar 2 horas antes con (por ejemplo) clara de huevo o pavo + harina de avena o pan integral + frutos secos crudos (nueces, almendras).

Estas son reglas generales, debemos tener en cuenta que hay otros factores importantes como el estilo de vida, la temperatura del medio ambiente y la fisiología hormonal de cada uno de nosotros.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *