Probióticos

f73b1058-f0fe-4ef7-8921-160db319ff03

Los probióticos son microorganismos vivos, bacterias y levaduras, que permanecen activos en el intestino alterando la microbiota o flora intestinal mediante procesos de colonización.

Los probióticos se utilizan fundamentalmente para aportar beneficios a nuestra salud. A continuación, detallamos algunos beneficios:

  • El uso más reconocido es reducir las diarreas generadas por el consumo de antibióticos que desequilibran el estado de nuestro intestino. Estudios revelan que pueden ser muy útiles para la prevención de enfermedades complejas o reducción de la sintomatología de las mismas.
  • La administración regular de probióticos y prebióticos reducen el riesgo de enfermedades
  • Su ingesta oral durante 16 semanas mejoran los síntomas de depresión.
  • Para los deportistas, los suplementos con probióticos tienen efectos en la reducción del estrés oxidativo y la inflamación en deportes de larga duración y alta intensidad como el triatlón por este motivo se consideran a estos microorganismos como ergogénicos.
  • Disminuyen las infecciones respiratorias y mejoran los marcadores inmunológicos.
  • La combinación de Lactobacilos y Bifidobacterias parece aportar beneficios a las mujeres embarazadas, dado que pueden reducir el riesgo de que el bebé desarrolle dermatitis atópica.

Para que los efectos de estos microorganismos sean óptimos es necesario consumirlos de manera regular y constante. 

Los probióticos más conocidos son Lactobacilos y Bifidusbacterias a continuación te detallamos más información sobre ellos

Lactobacilos

  • Viven en el sistema digestivo, urinario y genital. 
  • Pueden encontrarse en algunos yogures y suplementos dietéticos.
  • Su función reside en el tracto intestinal, en los procesos diarreicos.
  • Ayudan a descomponer la comida, absorben los nutrientes y eliminan los microorganismo que pueden producir enfermedades.

También pueden ayudar en el tratamiento de otros problemas como: cólicos del bebé, enfermedad de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal, enterocolitis necrotizante, infecciones en el tracto urinario, infecciones vaginales por levaduras, colesterol alto, intolerancia a la lactosa, enfermedad de Lyme, urticaria.

Bifidobacterias

  • Viven en la flora intestinal
  • Puede encontrarse en alimentos fermentados como los yogures o el queso
  • Su función es ayudar a sobrevivir al resto de los probióticos y a impedir el crecimiento de las bacterias perjudiciales o que causan enfermedades.

Las enfermedades que pueden ayudar a prevenir las bifidobacterias son: diarrea, colitis ulcerosa, enterocolitis necrotizante, infecciones de hongos como la candidiasis, resfriados y gripe, mastitis, hepatitis, intolerancia a la lactosa, paperas, enfermedad de Lyme

¿En qué alimentos podemos encontrar probióticos?

  • Los yogures frescos
  • El kéfir
  • El jocoque (leche agria/nata agria)
  • El chucrut (col fermentada)
  • El “kimchi” (vegetales fermentados)
  • Alimentos orientales como el “miso” (pasta de habas de soja y arroz fermentada) y el “tempeh” (soja fermentada)
  • También la “kombucha”, bebida de sabor ácido obtenida a través de té endulzado fermentado por la acción de una colonia bacteriana.

Cuando vayamos a preparar algunos alimentos con probióticos, como los nombrados anteriormente, hay que tener mucho cuidado con la temperatura a la que se realizan. Una temperatura elevada podría eliminar estos organismos tan beneficiosos.

Es fundamental mantener una correcta manipulación de estos alimentos siguiendo las indicaciones del fabricante, en cuanto a los suplementos es aconsejable que permanezcan en un lugar fresco y alejado de la luz solar.

Hasta ahora hemos hablado sobre qué son los probióticos, en qué alimentos encontrarlos y de la existencia de los suplementos probióticos. A continuación vamos a detallar más esta información.

Los suplementos probióticos son preparados que contienen microorganismo beneficiosos para nuestra salud. Se presentan en cápsulas de liberación lenta, sobre o en ampollas.

Generalmente son una combinación de microorganismos o bacterias de diferentes cepas con el fin de producir una colonización a nivel intestinal y así beneficiar a la salud general o a una patología en concreto.

Estos suplementos están indicados para cualquier persona que esté bajo tratamiento farmacológico con antibióticos, para personas que sufren alteraciones o molestias en el tránsito intestinal para evitar procesos diarreicos incluso estreñimiento, combatir la acidez o reducir los síntomas de la intolerancia a algunos nutrientes como la lactosa.

También lo pueden utilizar personas que tienen un déficit en su sistema inmunitario, personas propensas a sufrir trastornos depresivos o incluso personas que tienen riesgo de padecer alguna enfermedad. 

Durante la infancia, es muy interesante su consumo ya que pueden prevenir la aparición de alergias incluso de intolerancias alimenticias.

La dosis de probióticos recomendada dependerá de su uso, del problema a tratar. Sin embargo, es necesario que el alimento o suplemento contenga al menos 10 millones de microorganismos por cada 100 mililitros. 

Con toda esta información llegamos a la conclusión que la microbiota intestinal desempeña un papel importantísimo en la mejoría y prevención de diversas patologías. Debido a su importancia la ingesta diaria de productos lácteos (yogures, kéfir…) es esencial, así como la fibra soluble para mantener la correcta salud de la flora intestinal incluso la ingesta de algunos suplementos que incluyen distintas cepas de probióticos.

PRODUCTO RECOMENDADO

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *