Conceptos básicos de la nutrición deportiva

Nutricion-Deportiva-Canary-Sport-min

Llevamos un par de artículos hablando nutrición, salud y sobre cómo debemos alimentarnos, pero no hemos explicado lo más básico qué es qué es la nutrición deportiva y algunas palabras claves en este mundo. En este artículo les queremos explicar algunos de los conceptos que vamos a tratar normalmente en nuestros artículos.

¿Qué es la nutrición deportiva?

Cuando pensamos en nutrición deportiva siempre nos viene a la mente los famosos botes de proteínas, “shakers”, batidos, cápsulas, barritas, geles, bebidas isotónicas y un larguísimo etc. de suplementos algunos de nombres impronunciables …y es que siempre se ha relacionado la nutrición deportiva con el consumo de suplementos deportivos, además de “regímenes” estrictos a base de pasta, pollo, patatas y atún.

Nada más lejos de la realidad, la base de la alimentación de cualquier deportista es la misma que el resto de persona, aunque ajustada a sus requerimientos diarios, estos es aquella alimentación que mantenga o mejore la salud del deportista y que le ayude a rendir y a recuperarse de los entrenamientos y de la competición, esto la nutrición deportiva.

Palabras claves de la nutrición deportiva

 

Energía: El aporte debe cubrir el gasto calórico y permitir el mantenimiento de un peso corporal saludable. Varía de acuerdo a edad, sexo, estado de salud y tipo de actividad física.

Proteínas: Es necesario un aporte de proteínas ligeramente superior cuando practicamos una actividad deportiva y que exista un aporte proteico adecuado en cada una de las comidas del día,para que el cuerpo pueda recibir un aporte continuado de aminoácidos para la correcta recuperación muscular y lleve a cabo todas las funciones metabólicas

Grasas: Un déficit en el aporte de grasas en la dieta puede dar lugar a deficiencias en vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales. Por otro lado, un exceso de las mismas va a dar como resultado una disminución del rendimiento físico y, posiblemente, otras alteraciones como obesidad, problemas digestivos y cardiovasculares.

Hidratos de carbono: En general, el deportista debería llevar una dieta relativamente alta en hidratos de carbono de modo de optimizar las reservas de glucógeno muscular durante períodos de entrenamiento intenso o competición para lograr mayor resistencia deportiva.

Agua: Es aconsejable beber antes, durante y después del ejercicio para mantener el equilibrio hídrico. En el caso de esfuerzo físico importante las necesidades aumentan, pudiendo perderse hasta más de 2 litros por hora.

Minerales: En mujeres con alta actividad deportiva suelen verse aumentadas sus necesidades de calcio y se debe aumentar su aporte para compensar los bajos niveles de estrógenos y la menor absorción intestinal de calcio. También las necesidades de hierro son mayores en personas atletas porque los niveles de hemoglobina en sangre son más altos. En mujeres, también debe compensarse la pérdida a través de la menstruación.

Vitaminas: Cuando su aporte es escaso, la capacidad física disminuye. Sin embargo, se han realizado estudios que demuestran que una adición extra a través de suplementos vitamínicos no mejora el rendimiento físico si la persona no tiene un déficit vitamínico. Este no es el caso de la persona que lleva una dieta equilibrada.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *