¿Cómo evitar el llamado “Efecto Rebote”?

claves-para-evitar-el-efecto-rebote-con-una-dieta-equilibrada-interior-1

El efecto rebote es la consecuencia de perder peso muy rápidamente. Si ya has hecho una dieta rápida, te habrás dado cuenta que es muy fácil recuperar parte del peso perdido con tanto esfuerzo en apenas unos días. Y da mucha rabia. En este artículo vamos a aprender cómo evitar el efecto rebote.

[bctt tweet=”La verdad es que el 97% de las personas que hacen una dieta, ganan peso muy rápidamente” username=”canarysport”].

Esto ocurre especialmente con las llamadas dietas de choque o dietas milagro, que son aquellas donde se pierde peso muy rápidamente y son muy extremas.  Sobre todo las que limitan el consumo de calorías a menos de 1000 diarias. Este tipo de dietas alteran el metabolismo, y el cuerpo reacciona con un exceso de compensación. Sabe que tiene poco alimento y ahorra todo lo que puede.

Entre otras medidas produce menos hormonas tiroideas, lo que favorece la recuperación del peso perdido, y libera otras hormonas estimulantes del apetito, como la grelina.

Por otro lado tambien no se puede estar sometido de por vida a las dietas. Debes aprender a comer para estabilizarte en un peso y no sufrir el efecto rebote constantemente.

Si no quieres someter a tu cuerpo a un efecto yo-yo (me desinflo y me vuelvo a inflar) y quieres conocer cómo evitar el efecto rebote te damos algunos consejos muy útiles.

Perder peso en una semana

Después de lo que has leído te habrás dado cuenta que lo mejor, para evitar el efecto rebote, es no hacer una dieta demasiado baja en calorías. Lo ideal es hacer una dieta que te permita bajar un kilo a la semana. Esto permite que el cuerpo y el cerebro se adapten mejor a la pérdida de peso, y garantiza un menor efecto rebote.

Come alimentos con poco azúcar

El consumo de alimentos con poco azúcar, o alimentos que no estimulan un alto nivel de glucosa en la sangre, también ayudan a evitar los efectos del rebote de peso. Además estos alimentos son, muy ricos en fibra, lo que a su vez te proporciona un efecto de saciedad.

Una comida a la semana para comer lo que quieras

Tómate una comida libre para comer lo que más te apetezca (aunque cuidado con las cantidades). Si te privas de todo y todo el tiempo, con el tiempo te cansarás y volverás a comer lo que te produjo sobrepeso.

Realiza Ejercicios de resistencia

El ejercicio de resistencia, (las pesas, el fitness) implican a los grupos de músculos más grandes y durante su entrenamiento se produce un mayor nivel de intensidad muscular. Esto activa el metabolismo en estado de reposo y ayuda a prevenir la recuperación de la grasa perdida.

Varias comidas al día

Incorpora el hábito de comer porciones pequeñas y no repitas. Tampoco te saltes ninguna comida. Lo ideal es hacer de 5 a 6 comidas al día. Lleva contigo siempre algo de comer sano, a modo de emergencia, así no caerás en tentaciones y no compraras lo primero que veas.

Bebe mucha agua

Bebe muchos líquidos, si puedes llevar contigo una botella de agua mineral, te va a ayudar a saciarte, además de ser muy saludable y desintoxicante.

Si sigues todos y cada uno de estos consejos seguramente podrás mantener tu peso y no tendrás que preocuparte de tener un efecto rebote.

Como consejo, si no te vez capacitado para ello, acude a profesionales ya que  siempre hay miles de ellos que te pueden ayudar a llevar una buena alimentación y que te pueden enseñar a coger una buena rutina alimenticia.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *