Canary Extrem: Sendero por Tamadaba

bajada_de_faneque-tamadaba-gran_canaria_0 (1)

En esta ocasión recomendamos un precioso recorrido por el Pinar de Tamadaba, situado dentro del Parque Natural de Tamadaba.

El Pinar de Tamadaba es un lugar apto para todos los públicos, incluso tiene una zona de acampada de los LLanos de la Mimbre que se puede utilizar con previo permiso del Cabildo de Gran Canaria. Está totalmente equipado con baños, zonas de asaderos y mesas en el Lomo de Caraballo donde puedes pasar el día, también consta con zona de caravanas y zonas donde depositar las aguas blancas y negras.

Este Pinar cuenta con una amplia red de senderos de todas las dificultades. En esta ocasión te recomendamos el sendero que asciende al Pico de la Bandera a 1.444 metros de altura, su dificultad es de nivel bajo – medio.

Para comenzar el recorrido, saldremos desde la Casa Forestal. De ahí cogeremos el sendero que está a nuestra izquierda perfectamente señalizado.  Al principio es un sendero cerrado por la vegetación pero más adelante se abre y se deja intuir el cúmulo rocoso que forma el Pico de la Bandera.

Cuando llegamos a la zona de la cumbre, solo falta subir al pico para ganar la altura máxima. Nos encontraremos con dos rocas, el Pico de la Bandera es la más próxima a la caseta de vigilancia de los guardas que nos marca los 1.444 metros

Desde la cumbre, si el día lo permite, veremos una maravillosa vista que abarca gran parte de la Caldera de Tejeda destacan los Roques Bentayga y Nublo, los macizos de Inagua y Güigüi, la Isleta e incluso hasta el Teide en Tenerife.

Para el descenso podemos hacer el mismo camino o seguir el sendero y rodear el Pico, dejando así la caseta de vigilancia a la izquierda, a pocos metros tendremos otra maravillosa panorámica que nos permitirá ver El Hornillo con su presas.

Siguiendo ese camino llegaremos a los Chiqueritos, donde cruzaremos recto para seguir a otro sendero que nos llevará al área del Lomo Caraballo y desde ahí iniciamos el camino para llegar a los Llanos de la Mimbre en poco menos de 1 kilómetro.

El total del recorrido es de unos 5 kilómetros, se puede hacer perfectamente con niños, está muy bien señalizado y los desniveles que tiene son bastante suaves. Recomendamos llevar algo de abrigo ya que todo el camino está sometido a los vientos alisios y bajan algunos grados incluso en verano.

Si se quedan hasta por la tarde es obligatorio acercarse a la zona de “El Fin del Mundo” para disfrutar de la increíble puesta de sol.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *