Alimentación y sueño ¿Guardan relación?

alimentacion-sueño-canarys-sport

Hemos hablado de los beneficios del sueño sobre las defensas inmunitarias, la memoria y el aprendizaje, la recuperación de todo el cuerpo, el relajamiento muscular, la síntesis y la reparación proteicas pero lo más importante, sobre todo para quien está entrenando para ganar masa muscular, es que el sueño está conectado con la producción de la hormona del crecimiento, es decir que la falta de descanso afecta su normal desarrollo, reduciendo su producción.

Vamos a ver cuáles son los alimentos que ayudan a un buen descanso, aptos para favorecer un sueño reparador, todos estos alimentos contienen serotonina o triptófano (precursor de la serotonina), hormona del “buen humor” e importante neurotransmisor que entre sus funciones tiene la regulación del sueño: leche, queso fresco (como requesón o ricota), huevo sancochado, carne blanca de pavo o pollo, pescado fresco (gracias a los omega 3), plátanos, cerezas, albaricoques, piña, aguacate,  almendras, avellanas, semillas de calabaza, semillas de sésamo, garbanzos, habas, lentejas, guisantes, espinacas, lechuga (depurativa y calmante), avena, cebada (contra estress y ansiedad), chocolate negro (sin exagerar) y miel.

En cambio hay algunos alimentos que deberíamos evitar por la noche, sobre todo quien tiene problemas de sueño: café, té, ginseng, alcohol, tomate (favorece el reflujo acido), chocolate con leche, soja y tofu, queso maduro, alimentos ahumados, embutidos, berenjenas, pescado en conserva o enlatado; muchos de estos contienen tiramina, un aminoácido precursor de adrenalina y noradrenalina, hormonas que favorecen el insomnio y además el consumo de dichos alimentos puede provocar migraña, que va a molestar aún mas el buen descanso.

Últimas recomendaciones: la cena debería ser ligera, con porciones pequeñas, un aliño saludable (por ejemplo aceite de oliva extra virgen a crudo), eliminando los carbohidratos simples (azúcar, pan, pasteles, galletas) y utilizando técnicas de cocción saludables como al horno, al vapor o a la plancha, y por ultimo…intentamos cenar al menos dos horas antes de acostarse.

¡Buen descanso!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *