Adiós a la retención de líquidos

ARTICULOS BLOG CANARYSPORT1_1

Son muchas personas las que padecen retención de líquidos y ahora con la llegada del verano se acentúa más, pero…¿por qué retenemos líquido?. Es un mecanismo de defensa del cuerpo para mantener su equilibrio y así, su correcto funcionamiento. Se activa cuando detecta un nivel bajo de líquidos. Generalmente ocurre por una dieta desequilibrada, rica en sal, una vida sedentaria y por no ingerir la cantidad de líquidos suficiente. Siempre es recomendable acudir al médico para verificar el motivo de la retención de líquidos ya que algunos problemas de salud causan es retención.

Afecta principalmente a las mujeres en épocas relacionadas con los cambios hormonales como la menstruación, el embarazo o la menopausia; también los problemas de circulación, una alimentación no adecuada o el estrés favorecen la retención de líquidos y por consiguiente un aumento de peso.

¿Cómo evitar o solucionarlo?

  • No consumas sal. Evita los alimentos ricos en sodio como: embutidos, salsas, aderezos, algunos quesos como el roquefort…etc.
  • Bebe 2 litros de agua al día (con bajos niveles de sodio), si el organismo está hidratado, eliminará los líquidos retenidos.
  • Lleva una alimentación equilibrada y variada de productos frescos. Los nutricionistas aconsejan: 5 raciones diarias de fruta y verdura, tomar hidratos de carbono bajos en sodio como la papa, el arroz, la avena y la soja, consumir proteínas (carne y pescado) ya que, tras ingerirlas el hígado produce una sustancia necesaria para que los fluidos no se acumulen, no olvides las grasas saludables ya que forman parte de las membranas de las células.
  • Evita comidas ricas en azúcares ya que el exceso de glucosa arrastra agua por ósmosis y favorece su retención
  • Realiza ejercicio, camina a paso ligero durante 30 minutos.
  • Utiliza ropa holgada ya que favorecen la circulación y la correcta expulsión de los líquidos.
  • Mantén un estilo de vida equilibrado, adquiriendo hábitos beneficiosos para el correcto drenaje de líquidos. Ejemplo: termina tu ducha con agua fría en las piernas, masajes en sentido ascendente incluyendo tobillos…etc.
  • Las hierbas diuréticas son tus mejores aliadas. Consume diente de león, cola de caballo, té verde… 
  • Para contrarrestar el nivel de sodio del organismo y equilibrar los líquidos consume alimentos que aportan potasio principalmente: plátano, melón y la sandía. También verduras como: alcahofas, berros, acelgas o calabaza.

Si con estas pautas todavía te cuesta un poco, puedes ayudarte con complementos alimenticios diuréticos como Burner H20 de Gofood® ó  Water Out de Scientiffic Nutrition.

PRODUCTOS RECOMENDADOS:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *