♀ PRIMER DÍA EN EL GIMNASIO ♀

PRIMER DÍA EN EL GIMNASIO - Canary-Sport

El primer día en el gimnasio puede ser una experiencia asfixiante para las mujeres principiantes. Las luces, la música a todo volumen, el fluir constante de gente entre aparatos que sueltan chirridos metálicos no son el mejor escenario para comenzar una rutina. Sin embargo, existen maneras de afrontar y superar el desafío.

Elegir una actividad que genere placer es primordial.

Siempre hay que pensar que si se va a realizar un esfuerzo grande, lo mejor es hacerlo en una actividad que nos guste”.

Buscar un gimnasio que sea un buen lugar para estar.

La mayoría de las personas tienen dos variantes a la hora de buscar un gimnasio: que sea accesible –traducción: cerca de casa– y lo más económico posible, pero dejan de lado otras características. Factores como revisar la limpieza, los tipos de clases que ofrecen y la amabilidad del personal pueden ser determinantes. Y muchas veces, no se encuentran “a la vuelta de la manzana”.

Hay personas a las que les gusta el ruido, el movimiento constante, y a otras eso les parece demasiado y solo con el volumen de la música pueden saturarse.
Para sentirse cómodo en un lugar hay que recorrerlo, para saber de qué se trata; en este caso, qué aparatos tiene, dónde está el baño, el vestuario. Conocerlo, ‘¿cómo funcionan esos aparatos?, ¿qué beneficios puedo sacar de ellos?’ y, por último, aprovechar ese conocimiento para integrarlos a la rutina”

Apúntate con una amiga

Cuando se comienza en un gimnasio y no se tiene experiencia, la sensación de estar haciendo el ridículo puede ser autoexcluyente. Por eso, ir con un amiga, además de hacer todo más divertido, puede ser valioso. Si esa amiga ya tiene experiencia, se puede aprender de ella.En caso contrario, las dos enfrentan el mismo desafío en simultáneo, acompañándose.

Perzonalizado

“Si la persona que entrena se siente contenida, si ve que su esfuerzo le importa a su entrenador, mejorará mucho su motivación. A mi criterio, mantener la motivación alta depende en un 60 por ciento del instructor y el otro 40%, de la persona. Si la clase es un plomo, sin variantes, algo mecánico y no humanizado, la gente tiende a abandonar más rápido”.

La motivación justa

“Las metas no deben ser desmedidas ni poco realistas. Entrenarse tiene que convertirse en algo divertido y para eso hay que tener los pies en la tierra. Hay que ir de a poco, un paso a la vez.

Pedir ayuda

“Siempre es mucho mejor pedir ayuda, preguntar, sacarse las dudas y hacer las cosas bien, que lesionarse por no poder vencer la vergüenza o el miedo. No hay que dudar en hacerle preguntas al personal. Es parte del proceso de adaptación y ellos están allí para eso”.

Competir solo con uno mismo

En un gimnasio puede haber gente muy experimentada, con años de entrenamiento, que saben exactamente qué hacer. Compararse con ellos puede ser contraproducente, ya que tienen una ventaja. Por eso, lo mejor es no mirar al otro y concentrarse en alcanzar los objetivos propios.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

2 comentarios en “♀ PRIMER DÍA EN EL GIMNASIO ♀”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *